Tallarines caseros

Los tallarines caseros son ideales si eres amante de una buena pasta casera. Lo cierto es que los tallarines caseros son clásicos, exquisitos, y le encanta a toda la familia, desde los más grandes, hasta los más pequeños. Hacer tallarines caseros es algo bastante sencillo.

Se pueden hacer con máquinas para cortar pastas caseras o simplemente utilizando un cuchillo, ya que la masa es bastante fácil de manejar. Los tallarines caseros es el platillo perfecto para esas grandes reuniones familiares, donde debes complacer a todos, sin mucho esfuerzo. Aquí te hemos traído una fácil y rápida receta.

Para hacer unos ricos tallarines caseros para 4 personas, necesitarás

  • Cuatro huevos frescos.
  • 500 gramos de harina para todo uso.
  • Media taza de aceite de oliva.
  • Una cucharadita de sal.

Preparación de los tallarines caseros

tallarines

  1. Tamizamos la harina para evitar que nos queden grumos.
  2. En un bol, colocamos los huevos y el aceite de oliva extra virgen y mezclamos bien.
  3. Agregamos la harina todo uso y la sal a la mezcla de los huevos y el aceite, mezclamos despacio hasta que se forme una masa que no se pega ni a la superficie del bol, ni a nuestras manos.
  4. A continuación, colocamos la masa para nuestros tallarines caseros en un mesón, donde amasaremos hasta terminar de integrar todos los ingredientes. Es importante no sobreamasar nuestra masa, para que los tallarines sean suaves.
  5. Agregamos harina al mesón y estiramos la masa con un rodillo lo más fino posible y del largo que queramos nuestros tallarines. Una vez estirado, dejamos reposar por 20 minutos a temperatura ambiente.
  6. Transcurrido los 20 minutos, enrollamos nuestra masa sin apretar demasiado. Es recomendable espolvorear harina en la superficie de ésta antes de enrollarla. Hay que evitar que se pueda pegar. Una vez enrollados, cortamos con un cuchillo nuestros tallarines del tamaño de preferencia. Como resultado, los tallarines quedan en forma de rollito. Estos los procederemos a desenrollar cuando se vayan a cocinar.

Aquí podemos decidir si cocinar nuestros tallarines caseros de una vez, o si más bien preferimos guardarlos para otra ocasión. En caso de querer guardarlos, es recomendable envolverlos en una bandeja con papel film y consumirlos en máximo 3 días.

  1. En caso de que quieras cocinarlos de una vez, coloca abundante agua a hervir. Cuando el agua este hirviendo, echa los tallarines caseros y revuelve para que no se nos peguen. Para saber si ya están cocidos, sacamos uno y lo cortamos, si el centro está blanco es que aún le falta cocción. Para que estén al dente requieren unos 5 minutos de cocción. Sin embargo, esto dependerá del tamaño y grosor de nuestros tallarines caseros.
  2. Para finalizar, una vez estén bien cocidos nuestros tallarines, los colamos y servimos bien calientes, acompañado de la salsa para pastas de tu preferencia.

Otras recetas por Wallis Brandt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *